HOGAR TERESA BALLESTER
32
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-32,bridge-core-1.0.5,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

El “Hogar Teresa Ballester” es una vivienda semi-tutelada para mujeres con hijos/as en exclusión social o vulnerables de padecerla, con las que se haya iniciado la intervención en una primera fase en la Residencia Juana María u otro recurso análogo y que necesiten una segunda fase de intervención en un régimen más autónomo donde puedan afianzar aquellas actitudes, competencias, habilidades y herramientas necesarias para la inserción laboral y social, así como dotarlas de un ambiente más familiar y normalizado para los/as menores.

Durante su estancia en la vivienda se pretende identificar y superar aquellos factores actitudinales, de capacidad personal, de competencias profesionales, elementos laborales y causas sociales que han ocasionado la situación de exclusión que vive el colectivo de mujeres con cargas familiares no compartidas o mujeres solas sin cargas familiares en el país de acogida, mediante un Itinerario de Intervención.

Este Itinerario comprende diferentes fases, siendo flexible y riguroso a la vez, y procura atender las individualidades de cada persona objeto de la intervención. La finalidad es en todo caso la inserción socio- laboral de la mujer buscando en todo momento que ella sea la protagonista de su proceso.

FASES DEL ITINERARIO DE INTERVENCION
  • Fase de atención básica, donde es prioritario cubrir las necesidades de manutención, alojamiento y sanitarias.

 

  • Fase de diagnóstico, donde se analiza la situación real de la mujer y las necesidades de intervención prioritarias que hay que atender antes de iniciar el proceso de inserción y formación.

 

 

  • Fase de orientación, en la que se parte del diagnóstico realizado en la fase anterior, evaluando las posibilidades reales y las necesidades formativas a trabajar siendo necesario que la usuaria tome el protagonismo, contando con el apoyo y la motivación por parte de los técnicos de la intervención.
  • Fase de formación, en la que se analizan las necesidades formativas a cubrirse y las que tiene que desarrollar la mujer objeto de la intervención, realizando un itinerario personalizado que cubra dichas carencias, que pueden ser de habilidades sociales, pre-laborales, culturales, relacionales, de esfuerzo… y todas aquellas que sean competencias necesarias para conseguir un empleo.

 

 

  • Fase de inserción laboral y búsqueda de empleo, canalizando las posibilidades de inserción laboral y en las que, en algunas ocasiones, la entidad actuamos como bolsa de empleo.

 

  • Fase de seguimiento, se ayuda al mantenimiento del empleo, la no explotación laboral y la conciliación laboral y familiar.
POLÍTICA DE COOKIES. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información o revisa nuestro Aviso legal ACEPTAR
Aviso de cookies